sábado, 8 de agosto de 2009

¿Qué cosa?



¿Qué cosa puedo decirte?

Podría decirte que estamos en agosto y que hace calor.

Pero no sería del todo verdad.

Ya ves, en Buenos Aires hace frío.

Podría decirte que en Andalucía todo el mundo está de vacaciones.

Pero no sería del todo verdad.

Ya ves, según los datos del Instituto Nacional de Estadística mas del 52 % de los andaluces no pueden pagarse una semana de vacaciones.

Y ese dato se refiere al año 2007.

Es de creer que las cifras de 2009 serán más contundentes.

Podría decirte que la gente está preocupada.

Pero no sería del todo verdad.

La gente está "ocupada" para no pensar.

Podría decirte que la lucidez se abre paso.

Pero no sería del todo verdad.

Ya ves, sólo el Madrid se ha gastado 260 millones de euros ( más de 43.000 millones de pesetas) en fichar futbolistas y las empresas patrocinadoras están contentas.

Al tiempo, la Unión Europea destina 250 millones de euros a Serbia "para posibilitar el restablecimiento económico del país".

Podría decirte que los grandes problemas del mundo tienen solución.

Pero no sería del todo verdad.

Ya ves, sucede que a la inmensa mayoría de los damnificados les gusta el brillo de las cadenas que les esclavizan.

2 comentarios:

__MARÍA__ dijo...

¿Sabes qué? Me encanta leerte.
Me tienes abandonaita hijo.
Supongo que a mucha gente más. Yo hablo por mí.
¿De veras estás en Buenos Aires?
Tiene que ser un flipe, saber que Agosto es sinónimo de calor y ahí con frío.
Es parecido a ver los árboles de navidad cerca del trópico con la calor.
¡Que disfrutes mucho!

Besos

Ernesto dijo...

__MARÍA___

Gracias por tu generosidad.

No estoy en Buenos Aires.

Continúo en Sevilla.

Pertenezco a esa infinita gran mayoría silente de españoles que no toma vacaciones desde hace demasiados años.

Besos.

HASTA SIEMPRE

LA DIGNIDAD

ZAMBA DE MI ESPERANZA - Jorge Cafrune -

ERNESTO

ERNESTO
Ernesto Guevara de la Serna

ALLENDE

ALLENDE
Salvador Allende Gossens

CAFRUNE

CAFRUNE
Jorge Cafrune Herrera
En 1977, eran tiempos difíciles para Argentina. El gobierno estaba en manos de la dictadura militar.

A diferencia de otros artistas comprometidos, que se exiliaron cuando comenzaron las amenazas y las prohibiciones, Cafrune decidió quedarse y seguir haciendo lo que mejor sabía hacer: cantar y opinar cantando y haciendo.

Fue así que en el festival de Cosquín de enero de 1978 cuando su público le pidió una canción que estaba prohibida, Zamba de mi esperanza, entonces Jorge Cafrune tocó el tema argumentando que "aunque no está en el repertorio autorizado, si mi pueblo me la pide, la voy a cantar".

Según testimonios que se consignan en el Nunca más, eso ya fue demasiado para los militares, y en un campo de concentración de Córdoba ,el Teniente Coronel Carlos Enrique Villanueva opinó que “había que matarlo para prevenir a los otros”.

El 31 de enero de ese año. A modo de homenaje a José de San Martín , Cafrune emprendió ese día una travesía a caballo que lo llevaría a Yapeyú , lugar de nacimiento del libertador.

Esa noche, a poco de salir, fue embestido a la altura de Benavidez por una camioneta conducida por un joven de 19 años, Héctor Emilio Díaz.

Jorge Cafrune falleció ese mismo día a la medianoche, pero el hecho nunca fue esclarecido y para la justicia quedó sólo como un accidente.