miércoles, 14 de enero de 2009

¿Queremos? Podemos. (I)



Desert Blues-Music Project from Mali

Hace años que la solución se toca con la punta de los dedos.

Ya no es cosa de iluminados.

Y a propósito de esto, como muchas veces antes han dicho otros, yo también tengo un sueño, el conocido "I have a dream".

Claro que, como de costumbre, las obviedades resultan difíciles de explicar.

Una vez mas se trata de África. El eterno problema y..... la gran solución.

Es absurdo, aunque comprensible, el agobio actual de los países occidentales por la crisis económica.

Y como tantas veces, el mundo camina del revés : dejamos un continente abandonado a su suerte - su mala suerte - mientras nosotros nos ponemos de los nervios, sin saber si cortarnos las venas o dejárnoslas largas.

Menos mal, ya es algo, que en estos momentos no parece necesario explicar a nadie - hace unos meses, si- que la economía privada se ha paralizado. Que estamos en recesión.

Que las constructoras no tienen trabajo, ni las fábricas de coches, ni las de electrodomésticos, ni las de muebles, ni casi nadie, vamos.

Y mientras, en África, todo por hacer:

-Grandes obras en infraestructuras (carreteras, puentes, presas, aeropuertos, puertos fluviales, marítimos, etc. etc...)

- Obras básicas en el área social (hospitales, viviendas, escuelas, universidades, centros de formación técnica, etc)

- Promoción de la agricultura y optimización de la gestión del agua (extracción, almacenamiento y potabilización).

- Extracción ordenada y racional de los recursos naturales que procedan.

- Por otra parte, abrir modernas fábricas. Tenemos todos los potenciales clientes que se deseen, de maquinaria, electrodomésticos, automóviles, mobiliario, ropa, calzado, etc. y mano de obra no especializada y toda la necesaria para formar.

Y todo ello, al estar virgen casi todo -cada vez menos, por actuaciones salvajes - se podría llevar a cabo con respeto absoluto al medio ambiente al crecimiento sostenible, etc.

En definitiva, se actuaría con sentido lógico y humano: los europeos, los norteamericanos, los australianos y el mundo mas avanzado en general, se desplazaría allí con sus medios de producción, en lugar de huir los nativos hacia nosotros, de la peor manera, con riesgo de sus propias vidas, a causa del hambre, de la enfermedad y la muerte que es lo que impera en África desde hace demasiado tiempo ya.

Para, al final, como ahora es patente, agravar el problema de todos: el nuestro y el de ellos.

Me preguntarán ¿ y por qué no se ha hecho ni se hace?

Pues no se ha hecho por muchos motivos.

El que mas me duele, aunque es el menos relevante, por la memez de los progres izquierdosos animando a la emigración, con la imbécil cantinela de que tenían que venir a hacer el trabajo que no queremos y a rejuvenecer nuestra población.

Dos cabronadas. A cual mayor. Ya se ve. De momento, ya no atamos los perros con longanizas.

Y si aumentamos la población, o los dejamos en la miseria occidental -que existe- o en el mejor de los casos nos preguntaríamos ¿hasta donde puede crecer el déficit público para financiar sus necesidades vitales?

Las dos siguientes razones son : la primera, que el único interés ha sido saquearlos y quitarles lo poco o mucho de valor que tuviesen y la segunda, venderles armas para que se maten entre si.

Eso si, con el cuento chino de la no injerencia, fomentando dictadores y reyezuelos criminales en todos esos países, que además se quedan personalmente con la ayuda humanitaria que se les envía.

Ya hoy me he alargado demasiado.

El próximo día, la segunda parte : lo que debemos hacer.

Y adelanto que podemos. Si, aquello del "Yes, we can".

8 comentarios:

Maria dijo...

¿Te imaginas como sería si se "inventaran" planes de rescate para Africa?

Franziska dijo...

Podríamos hacerlo ¿por qué no?
Bastaría con que durante un año no invirtiéramos en la modernización de nuestros ejércitos. Todos los países del mundo juntos: se acabaría el paro para todos: como tú dices está casi todo por hacer.

El problema es que no interesa porque los africanos no son memos y, entonces, en lugar de trabajar para nosotros por cuatro perras, competirían con nuestra famosa civilización occidental.

Entre tú y yo -que no se entere nadie- es mejor que no vayamos a ofrecerles nuestra ayuda...porque solemos cobrárnosla con llantos y quebrantos imposibles de olvidar. Apechamos con cualquier cosa de valor y luego nos largamos...

wallace97 dijo...

Es cierto que la solución se toca con los dedos. El buen camino está cercano al malísimo que llevamos, pero la pregunta es si se puede saltar de uno a otro o hay que echar primero marcha atrás para retomarlo. Mi opinión va por la segunda opción.

Y eso sí, como esperemos que nos dirijan para ello, ya lo podemos hacer sentados. O lo forzamos, o no habrá tu tía.

Y como siempre, la única, pero valiosísima herramienta de la que disponemos es el consumo.

Pero para utilizarla, primero es imprescindible que observemos cómo funcionan los mecanismos globales, para que nos podamos percatar de la gigantesca manipulación a la que estamos sometidos. Y no porque no tengamos otra solución, sino porque queremos. Sencillamente, es lo más cómodo. Excepto para los cada vez más paganos de las cada vez peores consecuencias.

Ernesto dijo...

Maria

Exactamente. A eso me quería referir. Una especie de operación rescate.

Me pregunto la razón noble -si la hubiese- por la que no se hace.

Motivos mezquinos para no hacer nada los hay por docenas.

Saludos.

Ernesto dijo...

Franziska

Efectivamente, esa podría ser una fuente de financiación. Frenar el gasto militar.

Lo que se me ocurre no es pagarles a los africanos cuatro perras, sino un salario digno y razonable, de acuerdo con las circunstancias.

Una manera parecida a la que se inicio aquí en los años 60 con la implantación de fábricas extranjeras.

¿Te acuerdas ? En Sevilla fue un éxtito total la apertura de la fábrica Renault y así muchas mas. Como en Dos Hermanas, por ejemplo.

Era una época en que los andaluces para no morir de hambre y miserías, emigraban por toda Europa - Alemania, Francia, Holanda, Bélgica, etc-

Lo que propongo es eso. Abrir fábricas occidentales, con el objetivo de promover sociedades avanzadas.

Evitando los grandes errores de nuestro mundo occidental.

Se dan las condiciones ideales.

No hace falta decir que en nada parecido a las colonizaciones de siglos pasados.

Un desarrollo social y económico impulsado con respeto absoluto a los derechos humanos, laborales, ecológicos, etc.

El proyecto no es ofrecer ayuda y robar.

Se trataría de una colaboración mutua - en plano de igualdad, respecto a la dignidad y a los derechos- con lo que todos saldríamos ganando.

Parece una utopía, pero es uno de los pocos caminos que nos quedan para no volvernos todos locos.

Un abrazo, amiga.

Ernesto dijo...

wallace97

No sé si el camino será dando primero marcha atrás.

Cierto es que tendremos que forzar nosotros a los gobernantes.

Me parece que puede haber otro sistema además del consumo. Ese, sin duda, es muy importante. Pero el de los votos tampoco es malo.

Creo que si, que las consecuencias para los más débiles cada vez serán peores y podíamos encontrar alternativas menos dolorosas.

Un abrazo, amigo.

soto dijo...

Hola Ernesto:
Se acabaron los problemas del ordenador ,creo,por eso es una alegria"visitarte a ti y a tus inteligentes comentaristas del Blog.
Una vez más ,tengo que hacer referencia a la buena calidad de tu Blog.
El tema que tratas en tu post,es muy interesante y crucial.Muy bien expuesto el proyecto,las circunstancias del continente africano,la potencialidad tecnica occidental para acometer la actualización humana y tecnica del continete.Decia,Carlos Slim ,hace muy poco ,que la unica forma de sacar a Africa de ese marasmo de pobreza era invirtiendo alli y menos "ayudas faciles de solidaridad".Bueno,si lo dice uno de los empresarios mas ricos del mundo(asesorado por quien sabemos,Felipe Gonzalez,entre otros supongo)..¿Porque no se hace? ¿Cuales son los motivos?El negocio de las armas ¿Será más ventajoso que el que acabas inteligente de exponer?¿Será el negocio de las armas el "que acojona a los demás?.
Ahi queda expuesto lo que humildemente puedo exponer.
Saudos agarimosos dende a beiriña do mar

Ernesto dijo...

Hola Soto, amigo.

Me alegra un montón leerte de nuevo por aquí.

Bienvenido una vez más.

No sabía lo de Slim. Pero lo celebro.

Slim no es anto de mi devoción, pero la verdad es la verdad, la diga Agamenón o su porquero.

Muy bien expuesto lo que has dicho. Si señor.

Saudos agarimosos dende a beiriña do Giralda.

Un abrazo.

HASTA SIEMPRE

LA DIGNIDAD

ZAMBA DE MI ESPERANZA - Jorge Cafrune -

ERNESTO

ERNESTO
Ernesto Guevara de la Serna

ALLENDE

ALLENDE
Salvador Allende Gossens

CAFRUNE

CAFRUNE
Jorge Cafrune Herrera
En 1977, eran tiempos difíciles para Argentina. El gobierno estaba en manos de la dictadura militar.

A diferencia de otros artistas comprometidos, que se exiliaron cuando comenzaron las amenazas y las prohibiciones, Cafrune decidió quedarse y seguir haciendo lo que mejor sabía hacer: cantar y opinar cantando y haciendo.

Fue así que en el festival de Cosquín de enero de 1978 cuando su público le pidió una canción que estaba prohibida, Zamba de mi esperanza, entonces Jorge Cafrune tocó el tema argumentando que "aunque no está en el repertorio autorizado, si mi pueblo me la pide, la voy a cantar".

Según testimonios que se consignan en el Nunca más, eso ya fue demasiado para los militares, y en un campo de concentración de Córdoba ,el Teniente Coronel Carlos Enrique Villanueva opinó que “había que matarlo para prevenir a los otros”.

El 31 de enero de ese año. A modo de homenaje a José de San Martín , Cafrune emprendió ese día una travesía a caballo que lo llevaría a Yapeyú , lugar de nacimiento del libertador.

Esa noche, a poco de salir, fue embestido a la altura de Benavidez por una camioneta conducida por un joven de 19 años, Héctor Emilio Díaz.

Jorge Cafrune falleció ese mismo día a la medianoche, pero el hecho nunca fue esclarecido y para la justicia quedó sólo como un accidente.