sábado, 31 de enero de 2009

Inflexión



You're beautiful-James Blunt

Inflexión. Existen distintas formas de acercarse al vocablo.

Desde un punto de vista sociológico, debe ser algo parecido al momento por el que atravesamos. El instante en el que un tiempo ha llegado a su fin.

Y el tiempo es medible. Bien lo sabemos.

Cuando pasan horas, transcurren días.

Cuando medimos por años, quizás hablamos de épocas.

Y cuando contemplamos décadas, casi siglos, es probable que estemos hablando de una era.

Y presiento que estamos viviendo el fin de una.

Por tanto, el nacimiento de otra.

Cuánto ha durado esta, no resulta fácil de acotar.

Pero intuyo que podíamos aceptar su inició con la Revolución Francesa. En la Francia de 1789. Por cierto, permitid que envíe un afectuoso saludo a mi querida amiga Lola.

Lo que ha sucedido desde entonces está en miles de sitios. No hay mas que informarse.

Pero dos siglos después ¿qué cosa está por llegar?

Intuyo que se producirá un importante punto de inflexión.

Y llegará lo que seamos capaces de traer.

Soy optimista.

Creo que a la era que dejamos atrás, en la que se han conseguido fabulosos avances sociales, científicos y tecnológicos de todo orden, sucederá otra en la que los esfuerzos se aplicarán para el bien general de la humanidad.

Estimo que se ha terminado la irracionalidad de promover la infelicidad. Con guerras, con la ambición de poder, con el egoísmo y la sinrazón.

No serán admisibles, por ejemplo, el derroche y la ostentación frente al hambre físico y la mortandad causada por enfermedades triviales de miles de millones de seres humanos.

Posiblemente va a costar, como decía Churchill, sangre, sudor y lágrimas.

Pero estoy seguro que saldremos con bien tras aprender la dura lección que se avecina.

Siempre con la premisa obvia de que debemos ser los ciudadanos y no las caducas instituciones los que diseñemos un nuevo orden en el que lo primero que hay que desterrar es la corrupción en todos sus variados ámbitos( económico, moral, ético...)

16 comentarios:

soto dijo...

Apreciable Ernesto y amigos Bloqueros:
!Que coincidencia!Acabo de leer en Publico la entrevista a este estudioso del comportamiento de las economias, ya predijo en su momento en plena Guerra fria la desmenbración de la URSS;el tema que te preocupa y apasiona(el fin del Capitalismo y el comienzo de una era positiva),yo tengo mis dudas que la sustitución del Capitalismo por otro más social seamos capaces de tener la racionalidad y valentia para hacerlos.Por eso copié un "trocito" de entrevista que os paso a continuación en la que el entrevistado se muestra exceptico,yo ,humildemente también.

ENTREVISTA CON IMMANUEL WALLERSTEIN

"El capitalismo no existirá en 30 años"
El autor pasó por Madrid para hablar en un ciclo sobre la crisis del capitalismo organizado por la Universidad Nómada y el Museo Reina Sofía

¿No podemos estar ante el enésimo ciclo de caída y auge del sistema capitalista?

"La lucha entre Davos y Porto Alegre determinará el futuro sistema"Definitivamente, no. Las posibilidades de acumulación del sistema han tocado techo. Podemos estar seguros de que en 30 años ya no viviremos bajo el sistema-mundo capitalista. Pero, ¿en qué sistema viviremos entonces? Podría ser un sistema mucho mejor o mucho peor. Todas las posibilidades están abiertas. La solución la encontraremos cuando se resuelva el conflicto entre lo que yo denomino el espíritu de Davos y el espíritu de Porto Alegre. Ahora bien, si no se afronta políticamente la cuestión del fin del capitalismo, es posible que lo que surja sea aún más extremo que el sistema actual, que en mi opinión es tremendamente injusto"

No conozco de nada a este Sr pero me suena que sabe muy bien de lo que habla y estudia.Suponiendo que el capitalismo vaya al carallo,despues vine otra transición en la que yo deseo cordura y altura de miras¿Somos los humanos proclives aeso.
Apertas agarimosas a ti y a todo el grupo que interviene aqui,me parecen gente por lo menos responsables de lo que dicen.

http://www.publico.es/dinero/196245/capitalismo/existira/anos

RGAlmazán dijo...

Amigo Ernesto, quiero ser tan optimista como tú. Pero no lo veo. Si te soy sincero que de eso se trata, creo que hay tantos intereses en mantener esta era capitalista que encontrarán la fórmula para prorrogarla. Ojalá que me equivoque. Pero no soy nada optimista.
Un abrazo.

Salud y República

Ernesto dijo...

Soto
Hola amigo, en primer lugar, mi solidaridad contigo y tus paisanos, en relación con el pasado temporal y sus consecuencias ( fallecidos,daños materiales y prolongados cortes de luz).

En cuanto al punto de inflexión, a eso me refiero, a que no existirá el capitalismo y debe ser sustituido por algo mejor PARA TODOS LOS SERES HUMANOS DE LA TIERRA.

Eso si, tardará lo que tardemos los ciudadanos en repeler a las actuales clases dirigentes, que se aferrarán al antiguo régimen, con el riesgo cierto de hundirnos cada vez mas y mas.

Nadie nos lo va a solucionar. Tendremos que ser nosotros, uno a uno, hasta conseguir el objetivo, todos juntos.

Un abrazo y gracias por el interesante artículo del señor Inmanuel.

Naveganterojo dijo...

Ernesto, como dice Rafa, yo tambien soy pesimista, hay demasiados intereses creados para que el capitalismo tal y como le conocemos desaparezca.
Quiza y a lo sumo cambie de cara, no sea tan ostentoso , pero seguira siendo un ave de rapiña.
Un abrazo

Ernesto dijo...

RGAlmazán

Estimado Rafa, para recomentar lo que dices necesitaría mucho espacio y tiempo.

Por las características de tu blog, sabemos que eres una persona de actividades públicas transparentes.

Por eso, se me ocurren multitud de cosas.

Sólo te diré que no se producirá el cambio a mejor, si no sustituimos a todas las instituciones corruptas en las que actualmente se apoya el régimen.

Ni que decir tiene que las primeras son las que siempre se han considerado de derechas ( multinacionales, grandes fortunas, terratenientes, nobleza, clero, etc).

Esto es una obviedad. Ni siquiera ellos niegan como principio el derecho a la desigualdad. Que cada uno consiga lo máximo, sin importar lo que suceda al resto. El liberalismo, etc..

Pero por mucho que nos duela, debemos poner fin también a los corruptos partidos y sindicatos de izquierda (PSOE,IU, UGT, CC.OO.etc..) y fundar nuevas entidades sanas, verdaderamente democráticas, transparentes e integradas en sus cúpulas por gentes de bien, sometidas al control permanente y participativo de los ciudadanos.

Conozco a fondo esos grupos en sus entrañas y sólo te digo que, en términos generales, las personas decentes tienen difícil cabida. Se marchan para poder respirar algo de oxigeno y abandonar ese ambiente putrefacto.

En fin, ese mundo, por ser el que a mas millones -teóricamente- nos representa, es donde resulta más urgente su transformación.

Los Judas que se travisten "de izquierdas" -a los que yo suelo llamar genéricamente sociatas- no pueden vender mas a sus representados. Socialistas son, para mi, gentes honradas. Lo digo por aclarar una posible confusión en los términos.

Perdona el atrevimeinto. Te lo digo porque estoy seguro que eres un hombre de bien y uno de los primeros que debiera tomar la iniciativa en estos momentos cruciales para la humanidad.

Tienes elementos de primera mano, que la confiada, perjudicada y desinformada mayoría ignora.

Un abrazo, querido amigo.

Ernesto dijo...

Navegante

Hola amigo. Mientras contestaba a Rafa, veo que hacías tu amable comentario.

Por tanto, te digo algo similar.

Tan sólo que en tu caso, aunque tus ideas políticas son suficientemente explícitas, no puedo hablarte con tanto conocimiento personal como podemos hacer todos con Rafa.

Pero la conclusión es la misma.

Tu también eres una de las personas necesarias para promover el nuevo tiempo.

Puede ser doloroso, pero es lo que se nos pide a todos: generosidad y altura de miras ante los mezquinos.

Y tener la frialdad de reconocerlos incluso en los que hasta ahora hemos confiado.

Un abrazo.

Maria dijo...

Puede ser bastante desesperante abrir un libro de historia, de sociología o de antropología. Los imperios han ido cambiando de lugar desde los más antiguos, Asirios, Sumerios, Roma, Grecia, Egipto, hasta los más modernos, Europa, America y ahora las economías emergentes que vienen pisando fuerte. Pero el animal humano sigue organizado como cualquier otro bicho, desde los primates a las hormigas: la jerarquización. Aunque cambien los lugares y las caras intrínsecamente es más de lo mismo, solo hay un gran cambio ¡hemos dejado de ser caníbales! Y puede que incluso en unos cuantos siglos dejemos de comernos a otras especies, pero poco más. Seguiremos estando al servicio de los machos alfa y sus correspondientes hembras alfa, los poderosos, justos o injustos, honestos o corruptos y el capitalismo continuará para que los poderosos puedan seguir produciendo y los "siervos" consumiendo por lo que será necesario "aculturizar" a otros para abrir más mercados. Y si alguien se desmanda (Irak, Iran, etc.) bombazo al canto. En la supervivencia nunca hubo justicia, el más fuerte se como al más chico. La realidad siempre fué dura de aceptar y la única salida a esa sumisión es el terrorismo. Dejar de consumir sería una forma de terrorismo impresionante pero ¿sería factible? La actual crisis nos da algunas respuestas.

Naveganterojo dijo...

¡¡¡Buf!!! amigo, nos has puesto en un camino que no se si podremos asfaltar, somos simples ciudadanos con ideas politicas republicanas, pero de ahi a liderar el cambio de la sociedad hay un mundo.
Yo lo veo desde un punto de vista muy simple, somos unas hormiguitas que no estan agusto con el hormiguero pero que tampoco lo pueden abandonar por que fuera estan los osos hormigueros esperando que salgamos.
Quiza no sea la metafora mas adecuada pero no se me ocurre otra.
Un abrazo

wallace97 dijo...

Ernesto, estoy absolutamente de acuerdo. Está claro que este es el comienzo de un punto de inflexión. El primer punto de inflexión en la historia de la humanidad. Que sólo se puede originar por dos causas: cataclismo, o común acuerdo. La primera causa se producirá si no somos capaces de forzar la segunda.
Y la segunda nunca podrá ser por unanimidad, pues en ese común acuerdo nunca participarán los causantes de este desastre. Pero aunque sean inmensa mayoría si contabilizamos sus recursos, son inmensa minoría si consideramos el número de individuos que les proporcionamos esos recursos, por lo que el acuerdo podría darse si estudiamos y diseñamos la fórmula para dejar de aportarles esos recursos y redireccionarlos hacia el bien común.

Y este diseño hay que hacerlo físicamente desde dentro (no hay otra alternativa), pero mentalmente desde muy lejos del sistema, con unos ojos claros y una mente serena. ¿Cómo? Sería para hablar, y hablar y hablar, pero creo que todo ello pasa por tomar al tiempo como primer aliado, y por desterrar de forma inequívoca la ley del embudo. Sin ello no veo el acuerdo factible, y sí el acercamiento de la otra opción, el cataclismo.

Creo que los últimos treinta años de la historia de la humanidad no son para nada comparables a toda la anterior. Bien es cierto que la mentalidad, instintos y necesidades primarias humanas no han variado, pero sí lo han hecho las comunicaciones, tanto las físicas como las telemáticas, hasta el punto de haber configurado un entramado absolutamente distinto, que es lo que más ha acelerado el proceso de dominio de unos sobre otros. Nunca se dió como ahora. Nunca el dominado estuvo tan indefenso, porque nunca el dominador estuvo tan difuso y camuflado. Lo primero que tendríamos que tener claro -y no lo tenemos- es quién es el enemigo.
Si somos capaces de eso, tendremos más de la mitad del camino recorrido. Y tenemos algo a nuestro favor: se está delatando a marchas forzadas. Esperemos que no cerremos los ojos al verlo.

Anónimo dijo...

Un anónimo liberal.
No entiendo tanta tirria con el capitalismo. Al fin y al cabo, es el que te permite opinar y exponer tus ideas al gran público, mediante precisamente un instrumento de naturaleza tan capitalista como los ordenadores e internet.
Es por el por el que se empieza a vislumbrar la libertad y la prosperidad en China, es lo que nos hace ricos a los occidentales, y es lo que le hace falta al tercer mundo para dejar de serlo: autodeterminación, libertad, comercio, propiedad (de lo cual nosotros disfrutamos).
Ha sido la intervención del Gobierno norteamericano (sí, del BIENINTENCIONADO GOBIERNO norteamericano, responsabilizándose de las deudas de unos particulares, quien ha desembocado esta crisis una vez más).
Disfrutemos del mercado (que permite tanto el trueque como la caridad voluntaria), que no es sino la síntesis y mejor práxis de la condición natural del hombre, y dejemos de imponer a los demás coercitivamente mediante la fuerza del Estado, de la policía, de la cárcel y del control fiscal, nuestras ideas, por muy bienintencionadas que sean y muy inteligentes que nos creamos.
Ninguna revolución tecnológica ha nacido del Estado (véase la máquina de vapor o los ordenadores), y ningún régimen de libertad del Estado (véanse las numerosas "Repúblicas Democráticas de....").
Luchemos por que los EMPOBRECIDOS (que no pobres de este mundo, pues no son pobres por naturaleza sino porque se les impide desarrollar su naturaleza) puedan disfrutar del comercio y la propiedad.

elcamaleón dijo...

AMÉN...

Menudo temita.

Soy superpositiva,pero precisamente en este tema negativa total.

Hoy día creo que es igual,capitalismo,comunismo,marxismo...etc,etc

Los mismos perros con diferentes collares.Y cómo dá título una serie...la que se avecina.

Ernesto dijo...

María

Me interesa mucho el inteligente enfoque que haces.

Importante que consideres que sólo ha existido un gran cambio: dejar de ser caníbales.

Y lo que apuntas a continuación, es algo que ni me atrevo a plantear en público por no provocar una catarata de críticas.

Si, dejar de comernos a otras especies.

Lo vengo diciendo desde hace cuarenta años, solo a los mas íntimos por no ser tachado de loco o excéntrico.

Bien dices que se trata de siglos.

Dónde estaremos en este terreno cuando actualmente tenemos que soportar la tortura de animales, bajo el disfraz de fiesta que además subvenciona el Estado.

No soy tan categórico como tu, respecto a que en la supervivencia nunca vaya a existir justicia y que siempre el más fuerte se coma al más chico.

Una sencilla prueba de que podemos dar una oportunidad al progreso de la especie es que además de no ser ya caníbales, hace también un par de siglos que abolimos la esclavitud como norma social aceptada e incluso muy respetada.

Saludos.

Ernesto dijo...

Navegante

Lo que propongo son sencillas actitudes.

La primera, reconocer que los que hasta ahora han dirigido la sociedad en las últimas décadas, no pueden seguir con el mismo método.

Que es imprescindible acabar con la corrupción y entrar en un tiempo de solidaridad y empatía con los que mas padecen.

La metáfora es adecuada, porque yo no propugno salir del hormiguero, sólo expresar de forma clara y evidente que no estamos agusto en él.

¡ Y que lo sepan los que se aprovechan del arduo trabajo de las hormigas !

Un abrazo.

Ernesto dijo...

wallace97

Coincido en que saldremos con un acuerdo amplio.

Claro que habrá que excluir de los puentes de mando a los causantes del desastre. Es de lógica elemental.

Ya hemos comentado otras veces que resulta bastante absurdo que siendo una minoría tan escasa, causen tanto daño a la pasiva inmensa mayoría.

La metodología que apuntas requiere una lucidez que, sinceramente confieso, no poseo.

Pero intuyo que deberá ser algo así.

Hay que alumbrar una nueva sociedad, que recoja las ventajas y prescinda de los vicios de los sitemas experimentados hasta ahora.

Te agradeceré que apuntes ídeas en este sentido.

Por supuesto que no haremos nada si seguimos con el egoismo del sálvese quien pueda.

Debemos encontrar la mejor salida para todos.

El enemigo principal creo que es el miedo a pensar y a ser mas humanos y menos animales-depredadores.

Saludos.

Ernesto dijo...

ANONIMO

Sea usted bienvenido.

En esta su casa es bueno poder contar con valiosas opiniones como la suya, que aportan otra visión de las cosas.

En mi caso personal, debo decir que no le tengo ninguna tirria al capitalismo.

Creo que es un sistema que, como usted dice, ha aportado grandes servicios a la humanidad.

Pero lo que aquí se viene planteando es la necesidad palmaria de que, tal como se ha desarrollado en los últimos lustros, no es la forma en que debe continuar.

Creo que coincidiremos en que, como mínimo, necesita de un efectivo control de los organismos supranacionales que eviten catástrofes como la actual.

Y es que junto a las ventajas del capitalismo ( libertad, promoción de la iniciativa privada, productividad, maximización de los beneficios, propiedad, etc )los Estados deben ejercer un papel moderador, regulador, de inspección y sancionador que garantice el juego limpio.

Permita que le apunte que el foco del problema no debemos dirigirlo a la deuda ocasionada por los particulares.

Mas bien ha sido el descontrol absoluto del sistema financiero el que ha provocado la gran crisis, haciendo crecer de forma especulativa y virtual una inabordable burbuja en la economïa financiera mundial.

Así han obtenido inmensos beneficios los que estaban "al loro del asunto" quienes han abandonado el escenario antes de que el invento explotase, para dejar a toda la sociedad su consecuencias y reparación.

Es en ese momento en el que creo que aparece el Gobierno de EE.UU. y los de todo el mundo para evitar el caos absoluto.

En cuanto a la caridad, permita que le exprese que en una sociedad avanzada y justa, es un concepto ya superado.

No solucionamos nada sentando un pobre en nuestra mesa de vez en vez.

Estoy de acuerdo con usted cuando dice "consigamos que los EMPOBRECIDOS (que no pobres de este mundo, pues no son pobres por naturaleza sino porque se les impide desarrollar su naturaleza) puedan disfrutar del comercio y la propiedad."

Pero todo dentro de un orden y sin que los espabilados de siempre, a cada rato, destrocen y enloden el local.

Un placer leerle.

Saludos.

Ernesto dijo...

elcamaleón

Lamento que en este tema seas negativa total.

Y lo peor es que caben bastantes posibilidades de que estés en lo cierto.

Estamos de acuerdo en que, tal como están las cosas, dan igual capitalismo,comunismo,marxismo...

Es necesaria una regeneración. Desterrar la corrupción y refundar un nuevo sistema que recoja las ventajas de los conocidos y elimine sus vicios.

Esperemos que no suframos demasiado a cuenta de "lo que se avecina".

Saludos.

HASTA SIEMPRE

LA DIGNIDAD

ZAMBA DE MI ESPERANZA - Jorge Cafrune -

ERNESTO

ERNESTO
Ernesto Guevara de la Serna

ALLENDE

ALLENDE
Salvador Allende Gossens

CAFRUNE

CAFRUNE
Jorge Cafrune Herrera
En 1977, eran tiempos difíciles para Argentina. El gobierno estaba en manos de la dictadura militar.

A diferencia de otros artistas comprometidos, que se exiliaron cuando comenzaron las amenazas y las prohibiciones, Cafrune decidió quedarse y seguir haciendo lo que mejor sabía hacer: cantar y opinar cantando y haciendo.

Fue así que en el festival de Cosquín de enero de 1978 cuando su público le pidió una canción que estaba prohibida, Zamba de mi esperanza, entonces Jorge Cafrune tocó el tema argumentando que "aunque no está en el repertorio autorizado, si mi pueblo me la pide, la voy a cantar".

Según testimonios que se consignan en el Nunca más, eso ya fue demasiado para los militares, y en un campo de concentración de Córdoba ,el Teniente Coronel Carlos Enrique Villanueva opinó que “había que matarlo para prevenir a los otros”.

El 31 de enero de ese año. A modo de homenaje a José de San Martín , Cafrune emprendió ese día una travesía a caballo que lo llevaría a Yapeyú , lugar de nacimiento del libertador.

Esa noche, a poco de salir, fue embestido a la altura de Benavidez por una camioneta conducida por un joven de 19 años, Héctor Emilio Díaz.

Jorge Cafrune falleció ese mismo día a la medianoche, pero el hecho nunca fue esclarecido y para la justicia quedó sólo como un accidente.