miércoles, 5 de noviembre de 2008

El futuro siempre es mejor que el pasado



Fragile-Sting

Es sabido que la nostalgia conduce a la melancolía.

Resulta obligado tener ilusión por lo que está por llegar : el porvenir.

La crisis financiera y económica actual es el afortunado motivo por el que el mundo cambiará profundamente.

Para ser mas habitable. Para tornarse mas humano.

Nos disponemos a asistir a la refundación del capitalismo.

Solo permanecerá su lado mas positivo y se eliminará lo que tiene de especulativo, perverso y alienante.

Se difundirán valores y lo importante en la vida no será el precio. Sino eso, el valor de las cosas.

Todos nos respetaremos y encontraremos espacios para dilucidar serenamente nuestros distintos puntos de vista sobre aspectos esenciales para nuestra convivencia.

Se idearán nuevas formas de economía que evitarán las grandes desigualdades.

No habrá derrochadores, ni pobres de solemnidad.

El trabajo será un medio para vivir y no un fin casi exclusivo al que dedicar la mayor parte de la vida.

Los proyectos internacionales priorizarán la ayuda al desarrollo de los países menos dotados, consiguiendo así dos objetivos: el primero, ocupar los medios de producción ociosos de los mas poderosos y el segundo y principal, sacar del subdesarrollo a multitud de personas desfavorecidas.

Las religiones serán muy importantes. Tendremos una vida espiritual rica y llena de sentido trascendente.

Pero eso si, se reservarán al ámbito privado de cada ciudadano y todos los Estados serán laicos y dedicarán sus esfuerzos a la ciencia, la investigación, el progreso y a las mejoras sociales.

La esperanza de vida cada vez será mas larga.

Eso si, una vida digna. Amable y de calidad. Alejando enfermedades y preocupaciones.

Porque se alcanzará un alto nivel de bienestar mundial y a todos, sin excepción, nos llegará.

¡Que suerte hemos tenido!

Seremos nosotros, tu y yo, quienes vamos a protagonizar, en primera fila, estos cambios tan importantes y benéficos para la humanidad.

6 comentarios:

Franziska dijo...

¿Somos optimistas o desafiamos al sentido común?

No hay manera de escuchar el vídeo.

Nos preocupamos por el dinero cuando el mundo está agotando las posibilidades de sostener nuestros niveles de desarrollo porque es insostenible el tren de consumo que llevamos.

Saludos cordiales.

Ernesto dijo...

Franziska

Es cierto. Olvidé decir que el consumo se regulará de forma que respete la sostenibilidad. Y el planeta se salvará para siempre.

El tren de consumo se ajustará al sabio lema de que nos es mas rico quien mas tiene, sino el que menos necesita.

Saludos cordiales, amiga.

P.D.- En mi PC se oye el video. No sé que puede ocurrir para que no lo escuches. Prueba mas tarde.

RGAlmazán dijo...

Tu ironía te delata. Seguramente si lo hubieras suavizado un poco habría quien se lo hubiera creído.
Un saludo, amigo Ernesto.

Yo también oigo el vídeo.

Salud y República

wallace97 dijo...

Ernesto, digo lo mismo que rgalmazán. Soy consciente de tu pesimismo, y yo no es que sea más optimista que tú, simplemente es que quiero serlo, forzándome, y es por una razón, porque tenemos dos opciones, o asumir que la única vía posible para el futuro de la humanidad es la que irónicamente describes, o asumir que todo se irá al carajo.

Dentro de la primera opción, tengo la duda de si estamos o no a tiempo de destruir lo mal construido y de construir lo mal destruido. Fundamentalmente porque todo parece indicar que no estemos por la labor de captar, reconocer y asumir sin reservas lo que en mi opinión es la clave, y tú la has mencionado en tu comentario: la valoración real de las cosas, y el convencimiento de que vía especulación no es posible alcanzar una convivencia perdurable.

Pero por otra parte, aún quiero creer en la posibilidad de que la obviedad sea la que nos conduzca por la vía rápida a ese necesario reconocimiento. Y que esa obviedad nos lleve a la negación de nuevos parches y refundaciones de nada, porque lo único que harán será mantener el velo que nos siga ocultando la realidad, ocultando la necesidad de dar marcha atrás hasta reencontrar la otra vía, la racional, exactamente la que tú describes.

Y quiero creerlo porque la última generación y las venideras no tienen la culpa de nada. La nuestra sí, porque si no es la única culpable, sí que es la más culpable, la que ha rematado la faena precisamente cuando más medios tenía para evitarla.

Ernesto dijo...

rgalmazan

Hago gimnasia optimista.

Creo que hace falta reforzar esta musculatura para los nuevos tiempos.

Un afectuoso saludo.

Ernesto dijo...

wallace97

Soy neoptimista.

Los nuevos arquitectos construirán,sin duda, un mundo mejor.

Los jóvenes no incurrirán en nuestros viejos defectos.

Un cordial saludo.

HASTA SIEMPRE

LA DIGNIDAD

ZAMBA DE MI ESPERANZA - Jorge Cafrune -

ERNESTO

ERNESTO
Ernesto Guevara de la Serna

ALLENDE

ALLENDE
Salvador Allende Gossens

CAFRUNE

CAFRUNE
Jorge Cafrune Herrera
En 1977, eran tiempos difíciles para Argentina. El gobierno estaba en manos de la dictadura militar.

A diferencia de otros artistas comprometidos, que se exiliaron cuando comenzaron las amenazas y las prohibiciones, Cafrune decidió quedarse y seguir haciendo lo que mejor sabía hacer: cantar y opinar cantando y haciendo.

Fue así que en el festival de Cosquín de enero de 1978 cuando su público le pidió una canción que estaba prohibida, Zamba de mi esperanza, entonces Jorge Cafrune tocó el tema argumentando que "aunque no está en el repertorio autorizado, si mi pueblo me la pide, la voy a cantar".

Según testimonios que se consignan en el Nunca más, eso ya fue demasiado para los militares, y en un campo de concentración de Córdoba ,el Teniente Coronel Carlos Enrique Villanueva opinó que “había que matarlo para prevenir a los otros”.

El 31 de enero de ese año. A modo de homenaje a José de San Martín , Cafrune emprendió ese día una travesía a caballo que lo llevaría a Yapeyú , lugar de nacimiento del libertador.

Esa noche, a poco de salir, fue embestido a la altura de Benavidez por una camioneta conducida por un joven de 19 años, Héctor Emilio Díaz.

Jorge Cafrune falleció ese mismo día a la medianoche, pero el hecho nunca fue esclarecido y para la justicia quedó sólo como un accidente.