miércoles, 9 de julio de 2008

¿Para llegar a esto?



Memorias de África- Sidney Pollack

Según las teorías comúnmente mas aceptadas, los mamíferos aparecimos sobre la tierra hace más de 200 millones de años.

Pronto dejamos el suelo y trepamos a los árboles por la necesidad de sobrevivir. Por eso también teníamos hábitos nocturnos. Nos desarrollamos por medio de varios tipos de monos : los llamados primates.

Los primates, con el tiempo, fuimos cambiando y creció nuestro cerebro. Podíamos tomar objetos con las manos, adaptarnos al día y alimentarnos de frutas y vegetales.

Una de las dos familias de monos en que nos dividimos el grupo de los primates fue la de los homínidos.

Mientras en la familia formada por el orangután, el gorila y el chimpancé no hubo cambios, en la nuestra, la de los homínidos, hace 15 millones de años comenzó la evolución hasta el hombre actual.

El primer homínido bípedo fue el australopithecus. Su cerebro tenía un volumen inferior a los 400 centímetros cúbicos. Anduvo erguido mucho antes que se expandiese su cerebro.

El primer australopithecus fue encontrado en 1960 en África oriental.

El homo erectus fue el primer homínido que se distribuyó por la superficie del planeta. Ya conocía el uso del fuego y fabricó el primer hacha de mano.

El homo sapiens vivió en Europa, en África y en Asia. El represen­tante del homo sapiens más antiguo es el hombre de Neanderthal (Alemania), y en tiempos más modernos, el hombre de CroMagnon (Francia). Sus cerebros ya superaban los 1.000 centímetros cúbicos.

El homo sapiens sapiens apareció en Europa aproximadamente hace 40.000 años.

A partir del año 10.000 a.C., inició las primeras formas de agricultura y domesticación de animales y la vida en ciudades.

Ya han pasado 12.000 años. Y casi todo puede que se iniciase en África.

Pero, ¿qué sucede en África?

¿Por qué tanta miseria y extrema pobreza?

Esa es otra historia. Otro día pensamos en eso.

4 comentarios:

soto dijo...

Apreciable Ernesto:
No me sorprende tu magnifico texto, va en la dirreccion clasica tuya,de lo profundo,de lo interesante ,de las eternas pregunta y temas que el ser humano tiene siempre presente,el porqué de las cosas,el comportamiento etico al cual debiamos aspirar siempre,el asombro ante el contexto,inexpicable(el Universo) en que vivimos,la incognita a despejar si existe algo superior a nosotros.Leyendo tu texto,ese algo no lo veo,pues parece que nuestras"entendereras",el cerebro, hace muchisimos años no tenia capacidad de raciocinio,y según van pasando muchos años va agrandando y la razón,el pensar,ya forma parte de nosotros.Este tema tan apasionate !curioso! estes dias lo pensaba,¿cuanto más se vaya agrandando el cerebro,tendremos "más dosis de civilizacion e iran desapareciendo las capas del cerebro que nos lleva a lo peor de nosotros mismos?
Bueno,ahi queda a bote pronto ,lo que me fué inspirando tu excelente y atractivo texto.
Un fuerte abrazo

Maria dijo...

Buena pregunta y buen post. Parece ser que con el invento de la agricultura y la domesticación de animales se inventó tambien el trueque de los excedentes. Los hóminidos ya tenían, como otros animales, bien desarrollado el sentido del territorio, del poder y el sistema de castas (macho alfa), y así poco a poco apareció tambien la avaricia, la riqueza y la pobreza. Y la historia continua...

Ernesto dijo...

Soto

Pues mira, amigo,aunque sea poco estético y supongo que nada científico, que si para que seamos mas civilizados es necesario tener una cabezota grande como una mesa de camilla, no me importaría.

Sería cuestión de apañarnos para poder tirar de ella.

Un abrazo.

Ernesto dijo...

María

El tema de los excedentes es una verguenza para caerse de espaldas.

Por un lado hay una evidente crisis de alimentos en el mundo.

Por otro, en Europa con la PAC y esas zarandajas, se subvencionan a los terratenientes por no cultivar.

Para pellizcarse y no creer que sea cierto.

Me alegra mucho leerte, María.

Un abrazo.

HASTA SIEMPRE

LA DIGNIDAD

ZAMBA DE MI ESPERANZA - Jorge Cafrune -

ERNESTO

ERNESTO
Ernesto Guevara de la Serna

ALLENDE

ALLENDE
Salvador Allende Gossens

CAFRUNE

CAFRUNE
Jorge Cafrune Herrera
En 1977, eran tiempos difíciles para Argentina. El gobierno estaba en manos de la dictadura militar.

A diferencia de otros artistas comprometidos, que se exiliaron cuando comenzaron las amenazas y las prohibiciones, Cafrune decidió quedarse y seguir haciendo lo que mejor sabía hacer: cantar y opinar cantando y haciendo.

Fue así que en el festival de Cosquín de enero de 1978 cuando su público le pidió una canción que estaba prohibida, Zamba de mi esperanza, entonces Jorge Cafrune tocó el tema argumentando que "aunque no está en el repertorio autorizado, si mi pueblo me la pide, la voy a cantar".

Según testimonios que se consignan en el Nunca más, eso ya fue demasiado para los militares, y en un campo de concentración de Córdoba ,el Teniente Coronel Carlos Enrique Villanueva opinó que “había que matarlo para prevenir a los otros”.

El 31 de enero de ese año. A modo de homenaje a José de San Martín , Cafrune emprendió ese día una travesía a caballo que lo llevaría a Yapeyú , lugar de nacimiento del libertador.

Esa noche, a poco de salir, fue embestido a la altura de Benavidez por una camioneta conducida por un joven de 19 años, Héctor Emilio Díaz.

Jorge Cafrune falleció ese mismo día a la medianoche, pero el hecho nunca fue esclarecido y para la justicia quedó sólo como un accidente.